El camino hacia la participación

La participación se presenta en numerosas ocasiones como uno de los pilares del gobierno abierto. Lo hemos visto en el Memorando sobre transparencia y gobierno abierto cuando Obama llegó a la Casa Blanca, en la Declaración de Gobierno Abierto del Open Government Partnership y en infinidad de fuentes.

“Los ciudadanos tienen derecho a participar” o “Los ciudadanos quieren participar” son frases que se repiten cada vez más desde hace años. Podríamos entrar a debatir sobre el derecho a  no participar, pero lo dejaremos para otro debate.

Realizada esta presentación, lo cierto es que los niveles de participación son aún muy bajos. En la gran mayoría de los casos no superan el 1% del censo del municipio o región. ¿Por qué no hay una mayor participación? ¿Qué se necesita para que un ciudadano se decida a dar el paso y compartir su opinión con las administraciones?

A continuación presentaré cuáles son los pasos que un ciudadano creo que debe dar para participar en un proyecto que presente una administración, siendo consciente de que hay otras muchas vías para participar (redes sociales, iniciativas ciudadanas, etc.).

Para que un ciudadano presente sus ideas o comentarios al proyecto (presupuestos participativos, elaboración de normas, diseño de planes, programas, etc.) creo que deben cumplirse estas condiciones:

  1. Que los ciudadanos lo conozcan: Difícilmente un ciudadano podrá aportar si desconoce que tiene posibilidad de hacerlo. Cuántas veces hablamos con compañeros o amigos que nos dicen “es que no sabía que eso existía”.
  2. Que estén interesados en utilizarlo: Si hay un proyecto que se debe discutir pero no me afecta en mi vida o no me siento identificado con la causa, posiblemente no querré dedicar tiempo al mismo. Por ejemplo, unos presupuestos participativos deberían interesar a todo el mundo, pero quizá un Decreto que regula estructuras orgánicas sólo interesará a los empleados públicos afectados.
  3. Tener el conocimiento necesario para poder realizar aportaciones: Si para participar es necesario tener unos conocimientos técnicos en ciertas materias, o saber interpretar ciertos datos complejos, habrá ciudadanos que no se sientan capacitados para hacerlo.  
  4. Que dispongan de tiempo para conocer el texto sometido a participación: Es evidente, pero las prioridades que marcamos en nuestra vida hacen que debamos descartar unas opciones sobre otras. No podemos hacer todo.
  5. Tiene que hacerlo: Podemos cumplir todos los pasos anteriores pero, llegado este punto, ¿qué nos va a hacer decidirnos a hacerlo? ¿realmente va a servir para algo?

image

Para que se den estos cinco pasos las administraciones deben tener un papel activo. No basta con decir “el foro/debate estaba ahí” sino también hacer lo posible por ayudar al ciudadano a cubrir ese camino.

¿Cómo ayudar a que los ciudadanos conozcan esos foros/debates? Difundiendo los mismos a través de sus webs, redes sociales, newsletters… e incluso la comunicación offline.

Que haya interés en el tema es algo más intrínseco al propio ciudadano, pero está claro que tanto para este paso como para ayudar a que el ciudadano tenga la capacidad de aportar lo que deben hacer las administraciones es presentar de forma clara los debates. Explicar con un “lenguaje para todos” en qué afecta a los ciudadanos, el objetivo del foro, plazos y forma de respuesta pueden ayudar a su comprensión. Por supuesto, sin olvidar que la herramienta de participación debe tener un uso sencillo.

Que los ciudadanos dispongan de tiempo creo que es difícilmente controlable, pero con una herramienta de uso sencillo sin largos registros y comprobaciones al menos no será una barrera de entrada.

Finalmente, el ciudadano debe creer que su aportación va a ser escuchada, valorada y respondida. Si no, ¿qué sentido tiene dedicar tiempo a aportar? Este punto es quizá el más importante y, a la vez, el más controlable por la administración: Dar credibilidad al proceso. Exponer de forma clara qué se somete, indicar las fases y plazos de participación, responder a las aportaciones ciudadanas, ser transparente en todo momento (aportaciones, respuestas, votaciones…) servirán para que el ciudadano sienta que la administración está realmente implicada y comprometida con la participación.

 

Estos son los cinco pasos que deben darse para que el ciudadano participe. Quizá puedan considerarse otros o hacer otra clasificación. Es sólo una propuesta. ¿Qué opináis? ¿Falta algún paso? ¿Sobra alguno?

23 comentarios

  • Iago Velasco López hace 8 días

    Hola Antonio, un post muy interesante!

    Te aconsejo tanto a ti como a la comunidad este artículo donde se aborda la participación ciudadana y se aclaran dudas y problemáticas que pueden surgir, mediante ejemplos de ayuntamientos o gobiernos (tanto en España como en otros países).

    Y del mismo artículo tomo dos pasos que añadir, aunque más que pasos son aspectos a tener en cuenta:

    - Proyectos de abajo-arriba. No hay mejor manera de hacer que el ciudadano se sienta integrado en el proyecto como permitiéndole que sus propuestas puedan ser escuchadas por el resto de ciudadanos y por las mismas instituciones.

    - El debate complementando al voto. Aunque resulta imposible por el tamaño de la población que todos los interesados puedan debatir uno o varios proyectos en consultas ciudadanas a nivel nacional o a nivel provincial/estatal, en la medida de lo posible el debate debe ser fomentado como forma de generar participación ciudadana, ¿y quién sabe?, hasta a lo mejor surgen nuevas ideas en el transcurso del debate.

  • Mentxu Ramilo Araujo hace 8 días

    Interesante debate, Antonio; y genial artículo, Iago. 

    Antes de "conocer la existencia" añadiría un previo: Es necesario que la ciudadanía SEPA Y SIENTA que no es mera administrada, cliente, usuaria de servicios públicos, sino que es ACCIONISTA de lo público y demás etiquetas "CO" que se nos ocurran para añadir a (+laborativa, +responsable, +creadora, +partícipe). Reconocimiento de las personas como a.gente clave para el buen vivir.

    Esto me lleva a hablar de administraciones públicas que trabajan en condiciones de interdependencia: ellas solas no son capaces de resolver problemas => deben contar con otras voces y miradas para articular procesos de gobernanza que permitan adoptar decisiones socialmente aceptadas (gobernabilidad) que ayuden a resolver problemas/necesidades reales de la gente (no a inventarse nuevos problemas para ocultar los reales) 

    Articular procesos de gobernanza contando con otras voces y miradas diversas es bastante diferente a abrir procesos de consulta popular y referenda (moda, imagen, delegar responsabilidad en votantes...). Es involucrar en los procesos de elaboración de políticas públicas a más agentes de los que ahora entran en juego (subcontratar empresas/consultoras...), con más intereses en conflicto. Y el papel de las personas elegidas como representantes políticas y el papel de profesionales públicos es salir de sus despachos, escuchar, observar, analizar, facilitar espacios de diálogo y deliberación, formular alternativas y tomar decisiones CO-n otros agentes.

    Esta es más o menos alguna de las teorías que estudiamos en la carrera de Ciencias Políticas. Bastante sentido común. La práctica a veces es más compleja por múltiples razones "humanas", entre ellas la desconfianza, el egoismo o la ambición personal/grupal/de clase/de partido.

    Referencias

  • Sergio Jimenez Meroño hace 8 días

    Hola Antonio,

    Extrordinario trabajo. En mi opinión das con la clave de uno de los temas: las administraciones no hacen demasiado por motivar diferentes públicos para participar en dichos procesos. Generalmente se conforman con la promoción del evento y, como máximo, una campaña de promoción muy relacionada con un perfil predefinido de público (posiblemente, el más proclive a participar). De hecho, posiblemente, si contamos los que participan de manera efectiva incluida la campaña, no habrá mucha diferencia con los que lo harían sin esas campañas.

    Por otro lado, hay que considerar que la participación es un proceso de aprendizaje y de implicación. Muy poca gente entra a participar "con todo" de primeras. Generalmente un participante pasa un tiempo observando, luego implicándose un poco más en los temas que más le interesan, y entonces (y sólo una cantidad muy reducida) tienen un papel más activo aportando propuestas (todo esto lo trato aquí, pero aunque no me gusta mucho spamear con mi blog) y responden en muchos casos a parte de los problemas que señala Mentxu. 

    Así que con esto ya tenemos dos elementos con los que la Administración debe contar: públicos con diferentes intereses o motivaciones para participar, y públicos con distintos grados de movilización a la vez.

    Esto quiere decir que la Administración debe tener un circuito de trabajo en el que articule un discurso de captación y movilización (usando el enfoque de viaje del consumidor), pero a la vez, intentando dinamizar y retener el engagement de los usuarios en la plataforma.

    Es decir, a parte de los condicionantes que señalas para la ciudadanía para poder participar, las administraciones tienen que hacer un trabajo enorme de motivación y compromiso constante para todo tipo de públicos. Y aún así, mucha gente no participará activamente.

    Un saludo y gracias por el debate y el aporte

  • Máximo Fraile Escrich hace 7 días

    Hola amigos/as:

    Excelente tema, Antonio y excelentes entradas, todas, que me he leido y sugiero a los administradores del grupo o de la red, lleven ordenadas a una wiki en la biblioteca, pues son conceptos que nos vendra bien recordar a los que ya hayamos estado en el tema de la participación y aun mas a aquellas nuevas personas que se incorporen a la red y al munco de la participación.

    Voy a apuintaros un par de aspectos para mi importantes y hasta fundamentales:

    1º- Lo digo en el lenguaje coloquial: nos arrascamos cuando y donde nos pica, no nos estamso arrascando todo el día, ni porque nos lo digan: vamos a participar si el tema nos interesa. Hablas, Antonio, de % de particiapación del 1 %, y yo te digo, en las votaciones de los colegios de La Rioja para cambiar de jornada partida a jornada continuada era requisito obtener el 60 % de votos a favor del cambio de todo el censo de padres/madres, es decir, minimo, han votado el 60 %......y estan en jornada continua la practica totalidad, concertados incluidos. Ahora bien, ¿Deberia haberse dado la opción de votar a todos los riojanos? ¿Deberiamos haber votado los vecinos del barrio por las molestias que generan los padres cuando van a llevar en coche a los hijos? ¿Hubiesemos votado muchos vecinos del barrio sobre el tipo de jornada de los colegios? ¿Deberian haber podido votar los jovenes del barrio que en el futuro puedan tener hijos que enviar a ese colegio? Yo creo que no, participa, quien tiene que participar en ese momento, y los jovenes, futuros clientes del colegio,  asumen lo que la comunidad educativa de ese momento decida................¡ya tendra tiempo de promover una nueva consulta, si no le gusta lo que se encuentre!,¿no?

    2º- Como se dice en el artículo que enlaza Iago, creo que por Simon, "mucha gente confia en los políticos y no quiere participar". El problema esta en los 10 - 15 ultimos años que llevamos de casos de corrupción que nos hacen desconfiar de todo; y por tanto, que todos los servidores públicos (los políticos que son los que deciden), pero tambien los funcionarios que los acompañamos, los que, como la mujer del Cesar (y el Cesar, para que no me diga Mentxu que uso lenguaje sexista) ademas de ser honrados, lo demostremos con transparencia y con participación pero adaptada y dirigida a los intereses de los publicos objetivos. Sergio cita los portales de venta, me viene al paso recordar que la publicidad, el marketing, van dirigidos a colectivos diana, a aquellos que se piensa nos van a comprar o responder mejor..........independientemente de que el camino se hace andando y la fama de una marca  "procesos participativos" ira ganando peso, se ira incorporando mas sectores de la población, si el resultado de los "productos" = procesos participativos, que pongamos en el mercado son excelentes.

    Asi que me quedo con toda la lista de recomendaciones, con los pros y contras que se señalan en las entradas (insisto en que sería bueno tenerlas en una wiki ordenaditas y enlazadas) y por supuesto con las metricas de Sergio, y las reflexiones previas que hace en el post.

    Un saludo

  • Antonio Ibáñez Pascual hace 7 días

    Muchas gracias por vuestras aportaciones.

    Iago, el artículo que mencionas me parece muy completo e interesante. Creo que pone sobre la mesa y con ejemplos prácticos cuestiones muy importantes. Por otro lado, cuando hablas de que las propuestas de los ciudadanos puedan ser escuchadas y valoradas por otros ciudadanos y las instituciones, me parece clave que en los procesos participativos haya transparencia. Es decir, que las aportaciones de los ciudadanos y las respuestas de la administración sean públicas. Por otro lado, estoy de acuerdo con que el debate debe ser tan enriquecedor como la votación en sí.

    Mentxu, coincido contigo en que los ciudadanos SEPAN y SIENTAN que no son meros administrados. Esa corresponsabilidad a la que muchas veces aludimos debe ir calando en toda nuestra sociedad (aunque es cierto que hay personas muy activas). Por otro lado, no hay que olvidar que las administraciones creo que sí que cuentan con colectivos en la elaboración de políticas públicas (por ejemplo, los Órganos de participación de la Administración de la Comunidad de Castilla y León) pero no es menos cierto que la participación de cada individuo sin intermediarios tiene mucho camino por recorrer.

    Sergio, me sumo a tus apreciaciones. En la difusión, concienciación y motivación de los ciudadanos hay mucho trabajo por hacer. Creo que es una carrera de fondo, ya que es difícil que se puedan destinar grandes cantidades de dinero pero sí que se puede ir sembrando para, poco a poco, ir recogiendo mejores frutos.

    Por otro lado, enlazando con lo que comenta Máximo, no podemos olvidar que en procesos participativos pueden entrar grupos de interés que, legítimamente, hagan fuerza por una causa. ¿Qué pasa si en un proceso hay un lobby que ha optado por una alternativa que intuimos que no es la que favorece a la mayoría de los ciudadanos? ¿no la tenemos en cuanta penalizando a quien ha participado? ¿la asumimos aun pensando que es lo mejor? Difícil decisión, ¿no?

    Saludos a todos

  • Álvaro Ortiz hace 7 días

    Me gusta imaginar qué pasaría si los recursos dedicados a procesos de participación se invirtiesen en obtener visibilidad sobre las preferencias y deseos de los ciudadanos pero por otro camino: usando las técnicas de investigación de mercados. Garantizas la representatividad (incluso, la aumentas considerablemente) y obtienes muy buena información.

    Pierdes la parte de mostrarte como una administración que escucha y fomenta, pero probablemente obtendrías mejor información. 

    Probablemente tendría sentido mantener activos ambos canales.

  • Máximo Fraile Escrich hace 6 días

    Buen día amigos/as:

    Me alegra que te hagas esa reflexión de imaginar, Alvaro, sobre las tecnicas de investigación que usamos o podemos usar. Para que te ayude en la reflexión, echale un vistazo al debate que tuvimos en el Grupo Calidad = Mejorar (Innovar) con sistemas y personas sobre el Barometro Sanitario 2015 Es muy interesante que leas el comentario sobre la representatividad garantizada (esta hacia la mitad de los comentarios) y a ver si tu me puedes explicar como de representativa es una muestra de 7746, pero en la que luego, los que ralmente han usado el servicio los ultimos 12 meses es de solo 588, es decir 7158 no lo han usado y echale un vistazo a lo que se les pregunta. Es como si me preguntan a mi por la amabilidad de los conductores de Sevilla, los consejos que dan sobre las mejores rutas, etc, sin haber estado en Sevilla. Valorar por lo que me digan mis conocidos que han estado en Sevilla, por lo que digan los medios de comunicación, no me parece representativo.......y es nuestro barometro sanitario oficial: ¿No es mejor medir directamente satisfacción dejando una tablet con la encuesta la mañana en que se va a dejar el hospital, o depsues de la consulta del especialista? ¿Tan dificil es eso?

    Por lo demas, muy de acuerdo con los estudios de demanda y los de satisfacción, que para mi forman parte de la participación y el borrador de Ley andaluza, creo que los recoge

    Un saludo

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 6 días

    Excelente artículo e interesante debate, pardiez.

    Cuando imparto un curso sobre participación suelo señalar que si lo que queremos es simplemente conocer la opinión de la ciudadanía, no se ha inventado nada mejor que los estudios de mercado bien hechos, con su buen diseño muestral, sus buenas preguntas y su adecuada implementación. Mejor aún si podemos preguntar al universo de la muestra. Como dice Máximo, con una tablet donde el paciente contesta in situ.

    Otras técnicas que evidencian más el aspecto participativo presentan otras virtudes, pero no la de dar razón de la opinión de la sociedad.

    Últimamente he conocido un movimiento que plantea algo rompedor: la toma de decisiones por sorteo. Se trata de una corriente con cierta tradición académica, con raíces en la democracia ateniense y que aún hoy está presente en fenómenos como la insaculación. De hecho, los tribunales populares son un caso de esta técnica, en el campo de la justicia.

    La toma de decisiones por sorteo no es muy diferente a la constitución de paneles de usuarios para el codiseño de servicios. Si se hace bien, evita las presiones de los lobbies. Cualquier día de estos me animo aescribir un artículo y explicarlo mejor :-)

  • Sergio Jimenez Meroño hace 6 días

    Hola,

    Solo señalar que este artículo de opinión de El País retrata un factor que normalmente obviamos en los análisis http://elpais.com/elpais/2017/02/15/opinion/1487179104_154056.html?id_externo_rsoc=TW_OP.

    Resulta que la desmovilización y la desconfianza del proceso según el promotor del mismo y la comunidad política influye enormemente en esta historia. A mi me parece bastante increible esto que pone, pero estoy seguro de que influirá en no pocas personas.

    En fin, una lástima

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 6 días

    Sergio, el artíiculo del País da bastante en el clavo, a mi entender. Suele ser mala idea pivotar la participación ciudadana sobre el rito del voto. Lo que importa es generar consensos amplios y yo diría que el equipo de Carmena lo ha consiguido en los temas que se citan. Tienen legitimidad de sobra para implantar esas decisiones que espero ya hayan pasado por un proceso participativo para enriquecer su diseño.

    El voto, poco y muy bien organizado. En otro caso, se convierte en herramienta de polarización y de politización.

  • Sergio Jimenez Meroño hace 6 días

    Yo no estoy muy de acuerdo. Primero porque aunque estuvieran en el programa (habría que ver en qué parte de detalle) siempre se habla de la tensión del cheque en blanco o no. Yo no soy muy fan de los procesos participativos, sin embargo, creo que el argumento de "lo que se vota ya estaba en el programa" es no entender parte de los conflictos clave de la democracia representativa que despachan así de tranquilo. Es como decir que las manifestaciones contra el veto migratorio de Trump no tienen razón de ser porque estaban en su programa. Más aún cuando da por sentado que "quién se va a oponer a medidas de sostenibilidad en la movilidad medioambiental " como si el editorialista hubiera pasado las navidades con la cabeza metida en un cubo (si no no me explico que sea la única persona que no sepa la que se lió con la Gran Vía, con todo lo que publicó su periódico).

    En cuanto al consenso, creo que no siempre es posible hacerlo. ¿Cómo buscamos consenso en aspectos como la reforma de la Plaza de España? ¿Por metros cuadrados por participante? El mensaje está mal planteado, salvo que El País como diario no crea en los procesos participativos (como digo, es una opción legítima que comparto yo en la mayoría de los casos), pero decir "que se participe en los temas contingentes que no están en el programa o que no generan consensos" es poco más que mezquino con las premisas que dice. Si la gente participa poco y se instrumentaliza la participación ¿Qué garantías tiene la ciudadanía de que el resultado de la participación sea representativo y no cooptado?

     

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 6 días

    Me he perdido. ¿Quién ha invocado el argumento de "lo que se vota ya estaba en el programa"?

    Efectivamente, los consensos -o, para ser precisos, las amplias mayorías- son difíciles de conseguir. Y los procesos participativos deben orientarse a tratar de conseguirlos, dentro de los márgenes que se diseñen. Si no hay consenso, lo normal es que haya una decisión política. En casos muy conflictivos puede tener algún sentido el voto.

    Mi punto es que votar cuando se sabe que hay amplia mayoría a favor no tiene sentido. No es grave, pero es tonto. El buen trabajo ha sido generar esa amplia mayoría, idealmente mediante una cocreación de la solución.

  • Sergio Jimenez Meroño hace 6 días

    Me alegro de que me haga esa pregunta. Adjunto documento gráfico

    Captura del artículo de El PAis

    Por si no se ve el gráfico, pongo el texto

    "No se entiende bien que el Consistorio emplee tanto tiempo y recursos en llamar a las urnas a los madrileños para refrendar medidas que o bien generan ya amplio consenso o son parte del programa político de la candidatura que ganó las elecciones y que, por tanto, debe a sus electores."

     

    En todo caso, mi yo escéptico a las persunciones (que pa eso me gano la vida con esto) es que las "amplias mayorías" así sin medir, suelen dar sorpresas cuando se pregunta (imaginate la amplia mayoría de gente que estaría en contra de Trump, y mira).

    Insisto, no soy muy de participación, pero entiendo que la participación y el poder conllevan la corresponsabilidad de tomar decisiones, especialmente cuando no hay acuerdo (por eso se toman las decisiones, sino dejas que el acuerdo tire pa'lante y listo).

    Por lo demás, mi molestia con el artículo es la responsabilización de un mecanismo para atacar directamente al partido que lo promueve (no me meto en motivaciones del editor, porque no soy de mirar motivaciones). Decir "si, estamos muy a favor de la participación, pero no a favor de esta en concreto" obviando algunos temas y datos en el artículo es un modo de nadar y guardar la ropa que no contribuye nada más que al enrocamiento político.

     

     

  • Iago Velasco López hace 6 días

    Aquí voy a dar la nota discordante, siendo yo un fan a ultranza de las consultas ciudadanas y de todos los intentos por abrir las decisiones políticas a la voluntad ciudadana.

    Empiezo diciendo que estoy muy de acuerdo con la crítica de Sergio al editorial del País, que critica la consulta del ayuntamiento de Madrid solo por la afilicación del promotor de la idea, recordando un poco a Esperanza Aguirre quejándose de la restricción del tráfico a los coches de matrícula par o impar, medida que en campaña ella misma había defendido.
    Evidentemente se puede criticar la forma, más o menos acertada de la convocatoria, o entrar a debatir sobre lo adecuado o no de las consultas ciudadanas, pero no es de recibo criticar la participación política solo cuando no es nuestro partido el que la dirige.

    Y en segundo lugar, a propósito de lo que dice Alberto, yo entiendo que si el ayuntamiento de Madrid busca dar un impulso a los procesos participativos, que hoy en día aun están en pañales en todos los niveles de gobierno, quizá empezar con una cuestión en la que existe una buena base de consenso tanto ciudadano como político sea una manera de no politizar la decisión, sino justo lo contrario, despolitizarla, y dejar con buen sabor de boca a los ciudadanos en una de sus primeras experiencias participativas.

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 6 días

    Sergio, Iago, entiendo vuestros puntos de vista y, leído más despacio, he de daros la razón: el artículo está escrito con intenciones malignas.

    Ahora bien, sigo en mis trece. Por algún motivo, hay una fiebre por votar y una mirada reduccionista sobre la participación hacia el único momento de la toma de decisión. El voto es una trampa. Exige censos electorales y participaciones por encima del 50% para que no sean decorativos. Es poco interesante. Tiene efectos secundarios.

    Cuánto mejor sentar a ciudadanos en mesas y ponerles a pensar juntos.

  • Antonio Ibáñez Pascual hace 6 días

    Vaya, cuánto y qué buen debate.

    Voto o debate ciudadano profundo, dos opciones diferentes pero no excluyentes.

    Coincido con Alberto con que el debate permite sacar mucho más jugo de las opiniones, puntos de vista e ideas de los ciudadanos. Permite ir a soluciones que pueden ser algunas de las inicialmente planeadas, pero que muy probablemente sean variantes o combinanciones de ellas. Creo que la gestión es más laboriosa, pero si hay transparencia en el proceso y la administración argumenta las razones por las que toma en consideración unas ideas y no otras, el avance puede ser muy grande. La cocreación de la solución que bien comentas.

    Las votaciones no por ello deben dejar de tener su valor. En proyectos donde la presentación de alternativas sea clara y no de mucho más de sí (o los detalles se hagan ya con un debate más profundo) pues es una alternativa a considerar. Ahora bien, con niveles de participación tan bajos donde las votaciones sin más se desvirtúan fácilmente, vuelvo a pensar en qué medida pueden o deben ser vinculantes.

    Por otro lado, me gustaría indicir en el hecho de que los ciudadanos también tienen derecho a no participar. Diría que se lo oí por primera vez a Alberto, ¿puede ser? Debemos ser concientes de que, al igual que hay ciudadanos que dan todos los pasos para la participación, hay otros ciudadanos que se quedan por el camino de la participación: usuarios sin acceso a Internet o a los que nos les llegan los canales de difusión, ciudadanos que no se ven capacitados para aportar, los que las obligaciones del día a día no les dejan tiempo para implicarse, etc. No debemos olvidar a todos esos colectivos.

    Por último, hasta ahora he creído que cualquier participación es buena, porque creo que poco a poco va a ir impregnando en la sociedad esta cultura de participación tan necesaria. Ahora bien, me quedo pensando si habrá procesos de participación que, por no estar bien gestionados o tener intereses políticos (no me refiero a ningún caso en concreto), lo que hagan sea más restar que sumar.

  • Máximo Fraile Escrich hace 5 días

    Buen día y mejor fin de semana, amigos/as con el gen de la participación:

    Y despues de leeros, digo yo, ¿Y que es la participación ciudadana?

    ¿No es participación ciudadana pertenecer, asistir y participar en las actividades del APA?, incluyendo barrer el patio del colegio despues de la fiesta anual en la que has estado en alguna de las actividades

    ¿No es participación ciudadana llevar a varios niños en el coche al partido de los juegos escolares?

    ¿No es participación ciudadana colaborar en las actividades universitarias por parte de los estudiantes?......ademas de en las novatadas, en alguna otra

    ¿No es participación ciudadana colaborar en la organización de los torneos de mus y de dominó del hogar del jubilado del barrio?, incluyendo el visitar algun comercio para que regale los trofeos

    ¿Dejamos que sean empresas de servicios las que nos organicen las actividades del AMPA?

    ¿Dejamos que sean tambien los monitores los que nos lleven a los niños, o contratamos un autobus para ir de un barrio al otro en que juegan ese día?

    ¿Que sea una persona del PAS la que organice las actividades de los estudiantes, o mejor un Doctor profesor?

    ¿Y la trabajadora/or social del Hogar del jubilado la que organice los torneos y los trofeos los ponga el ayuntamiento?

    La participación es, o debe ser, mucho mas que votar, y con voto o sin voto, debemos respetar los principios del art 103 de la Constitución y aun mas claros los de la Ley 40/2015 sobre, por ejemplo la eficacia y eficiencia que deben presidir las actuaciones de todas las administraciones: no podemos matar moscas a cañonazos, haciendo votaciones con excesivo derroche para lo que buscamos, salvo que el exceso y puesta en escena de las votaciones sea parte de una estrategia, respetable y a la vez criticable, de imagen de mucha participación.

    Y como dice el maestro Alberto en sus requisitos para la participación: comencemos por la participación interna, con los empleados públicos, que luego van a tener que ser ellos los que esten al pie del cañon, de la participación diaria, la no mediatica, pero la real: con AMPAs, Asociaciones juveniles, de tercera edad, deportivas, culturales, etc. La prueba del algodón: tenemos algun empleado publico del ayuntamiento de Madrid que nos de luz sobre plan de formación/sensibilización de los empleados públicos, definición de nuevos procedimientos, pautas para una mayor participación, ¿se ha sometido algun tema interno de personal a consulta?¿sobre ayudas sociales, sobre horario flexible?. Algo que nos evidencie que creen, en lo que luego hacen imagen, muy respetable, como digo, y muy criticable si no ha ido acompañada del trabajo interno

    En fin, asi lo ve un ex....teniente alcalde, exdirector de particiapción ciudadana, exmiembro de APA, exresponsable del equipo de futbol, ex de la sección de pelota del club de instalaciones deportivas ..........¡y futuro responsable de los torneos de mus del hogar del jubilado!

    Y no me pidais que vote sobre la plaza de España de Madrid, como hace el Barometro sanitario del CIS, Alvaro, que no dices nada del disparate que hacemos con ese estudio: que opinen los que no han usado los servicios, con un detalle de preguntas como si lo hubiesen usado ayer

    Lo dicho, buen fin de semana y seamos buenos, respetemos los Principios que deben cumplir las administraciones públicas, que luego pasa lo que estoy reflejando este mes con la situación de los programas de calidad en los Ministerios despues de 10 años de obligatoriedad.

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 5 días

    Sí, Antonio, yo soy el de la frase "el primer derecho es el derecho a no participar", aunque seguramente debería haber añadido "a no participar en todo y todo el rato". Ese derecho hace problemáticos los referendums. Por eso, cuanto menos, mejor.

    Máximo, como siempre, eres muy sensato. Si me pongo teórico, te diría que la mayor parte de los ejemplos que citas caerían en el campo de la "colaboración" (implicación en la ejecución) más que en los que se incluyen como "participación" (deliberación, codiseño...). Pero la idea sigue siendo igual de buena.

  • Javier García León hace 5 días

    Mi comentario surge al hilo de una frase del artículo de Antonio:

    "Para que se den estos cinco pasos las administraciones deben tener un papel activo. No basta con decir “el foro/debate estaba ahí” sino también hacer lo posible por ayudar al ciudadano a cubrir ese camino".

    Pero, ¿por qué no tienen ese papel activo?. Creo que es una cuestión de poder: la participación lleva implícito compartir o ceder poder. Pero a quien tiene el poder no le interesa compartirlo, a no ser que el coste que le suponga mantenerlo sea superior al que tendría el perder cierta parcela del mismo.

    Creo que ya va habiendo casos paradigmáticos al respecto como la ampliación de la Diagonal o la fusión de los hospitales de Granada.

    En el caso de Granada, la planificación y gestión del proyecto de fusión de hospitales no ha diferido de como se hacen las cosas habitualmente: sin la adecuada participación de los posibles interesados. Visto a posteriori, posiblemente habría tenido menos coste político y económico para el Gobierno de Andalucía si hubiese abierto un proceso participativo (que como ya habeis insistido poco tiene que ver con un plebiscito, que posiblemente sea a menudo un fracaso de participación o de toma de decisiones).

    Por tanto creo que las administraciones tendrán un papel activo en el fomento de la participación, cuando los gobiernos interpreten que con esa participación puedan ganar más que perder.

    Javier

  • David Rey Jordan hace 4 días

    Magnífico debate... @Antonio, ya podías haberte pasado antes por aquí ;)

    Me parece muy oportuno plantear los problemas de los procesos participativos, pero percibo que con frecuencia asociamos en exceso participación a uno de los instrumentos de participación: la consulta (la Administración pregunta). Sin embargo, instrumentos de participación hay muchos y variados (21 recoge, por ejemplo, el informe Democracia Digital Andalucía #DDA12, al que hacía referencia en otro debate del grupo). 

    En mi opinión, ante la necesidad o conveniencia de abrir un proceso participativo, lo más importante es tener claras las fases de éste y las condiciones que debe cumplir. En base a ello, llegará el momento de elegir cuál es el instrumento más idóneo según la temática, público objetivo, etc.

    Las fases de un proceso participativo, de acuerdo con el informe #DDA12 (p. 5), son:

    • Identificación de problemas o necesidades
    • Busqueda y presentación de posibles alternativas de solución.
    • Elección de una/varias alternativas de solución
    • Implementación de la/s alternativa/s
    • Evaluación y refinamiento de esa implementación.

    De estas fases, la Administración puede optar por abrir a participación una, varias o todas ellas.

    Por otro lado, en relación a las condiciones, el informe #DDA12 (p. 6) recomienda que en cualquier proceso de participación ciudadana que se abra debería establecer:

    • Fases del proceso que son abiertas a participación
    • Carácter vinculante o no de cada una de las fases abiertas a participación
    • Calendario para la realización de aportaciones
    • Canales a través de los cuales los participantes podrán realizar sus aportaciones
    • Criterios en base a los cuales unas aportaciones serán más valoradas que otras
    • Plazos para la presentación de resultados
    • Información sobre los agentes públicos implicados en el proceso participativo: nombre, cargo, organización a la que pertenecen, experiencias como agente público en procesos participativos previos.
    • Referencia a la asignación presupuestaria en base a la cual se inicia el proceso participativo

    En aras de una mejora continua, al cierre de todo proceso de participación la ciudadanía contará con un plazo para presentar las buenas y malas prácticas identificadas. Estas se anexarán a la memoria elaborada por losresponsables públicos.

    ¿Cumplen los procesos en los que se alcanza sólo el 1% de participación con estas condiciones? Me declaro fan tanto de las iniciativas participativas como de la experimentación. Pero, ¿no será que con frecuencia experimentamos sin preparación previa?

  • Alberto Ortiz de Zarate hace 2 días

    David, eso que dices es muy sensato.

    Hay que tener en cuenta que cada una de esas fases que mencionas tienen una lógica propia. Además pueden ser aplicadas con niveles variables de devolución del poder.

    1. La identificación de necesidades nos lleva a procesos deliberativos, donde lo importante no es el número de personas sino la diversidad de legitimidades.
    2. La búsqueda de soluciones nos lleva al codiseño/coproducción de políticas/proyectos/servicios, donde lo importante es el aporte interno y externo de talento (nuevamente, no el número de personas).
    3. La elección de una solución a partir de una lista dada sería una consulta. En mi opinión, no es una fase indispensable, si se ha hecho bien la fase anterior.
    4. Implementar las alternativas nos introduce en el mundo de la colaboración.
    5. La evaluación nos mete en rendición de cuentas y mejora continua.

    Si os dais cuenta, el único momento en el que necesitamos masa crítica, gran porcentaje de participantes, es en la fase 3. 

  • Antonio Ibáñez Pascual hace 2 días

    Qué gran apunte, Alberto.

    Si la fase 3, además de ser la única que requiere masa crítica (difícil de conseguir) no es indispensable si se ha hecho bien el punto anterior, está claro que hay que poner especial énfasis en el punto 2. No debemos olvidar que ese apoyo externo ya se viene haciendo desde hace tiempo a través de órganos de participación sectoriales (como indicaba en otro comentario), lo cual ya se viene haciendo desde hace tiempo y que se completa más recientemente con los foros de participación. En estos, debe primar la calidad frente a la cantidad.

    Sobre tu comentario también es importante poner de manifiesto cómo la participación va ligada a la colaboración, la rendición de cuentas, la mejora continua y, cómo no, a la transparencia que debe ser implícita a todas las fases. En definitva, la puesta en práctica de todos los pilares del gobierno abierto.

  • Máximo Fraile Escrich hace 2 días

    ................ y para todas las fases, como habitualmente recuerda Alberto, son pieza basica los empleados públicos. Evidnetmenete se pueden dejar de lado, al margen, subcontratando los procesos participativos a ONGs, e incluso a empresas de servicio, pero yo apuesto por "pelearnos" la implicación de los funcionarios..........y a la vista del plazo para entrar en vigor que el gobierno andaluz se ha dado para el proyecto de ley de participación que tenemos en otro debate (18 meses desde su aprobación), tambien de los políticos

    Un saludo

Para comentar debe iniciar sesión, o registrarse, si no dispone de cuenta en novagob.

Debates destacados

Razones para incorporar a las universidades a los temas GA

Iniciado por: Ester Kaufman hace 7 días
Comentarios: 6

Ultima respuesta por Ester Kaufman hace 2 días

Criterios para alcanzar una transparencia efectiva

Iniciado por: Alberto Ortiz de Zarate hace 7 días
Comentarios: 7

Ultima respuesta por Alberto Ortiz de Zarate hace 2 días

El camino hacia la participación

Iniciado por: Antonio Ibáñez Pascual hace 8 días
Comentarios: 23

Ultima respuesta por Máximo Fraile Escrich hace 2 días

Películas muy interesantes

Iniciado por: Marian Abellán hace 8 días
Comentarios: 10

Ultima respuesta por Carmen Rodríguez Sanchis hace 13 horas

Un nuevo modelo en la gestión de las redes sociales de las instituciones públicas

Iniciado por: Luis Miguel Díaz-Meco Orizo hace 9 días
Comentarios: 11

Ultima respuesta por Jesús Falcón Expósito hace 45 minutos


Aliado estratégico:
Logotipo CLAD
Colaboran:
Política Educativa